“A los charlatanes que hablan de envejecimiento se les hace mucho caso”
01Jun

Manuel Serrano (Madrid, 1964) llevaba muchos años investigando el cáncer y el papel de los llamados genes supresores tumorales, que frenan esta enfermedad. Cuando aún era un estudiante postdoctoral en el Laboratorio Cold Spring Harbor de EE UU, participó en el descubrimiento de P16, uno de los genes de este tipo más importantes. Con el tiempo se fue aceptando que su nombre no les hacía justicia, pues no solo suprimen el cáncer, sino también todo tipo de daño en nuestras células que son el origen de muchas otras dolencias. Un descubrimiento clave de Serrano, publicado el año pasado, fue mostrar que daño y regeneración van unidos. Cuando se hiere un tejido, los genes mencionados inician el proceso para eliminar las células afectadas, pero también envían señales a otras sanas para que se reprogramen y regeneren el órgano dañado. “Es una idea nueva e importante, la consecuencia es evitar enfermedades y favorecer la reparación de tejidos”, explica Serrano.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 01 de June del 2017
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad