Aterrizaje en Marte ‘made in Spain’
19Mar

Octubre de 2016, atmósfera de Marte. ExoMars acaba de llegar a su destino y se prepara para la parte más delicada de la misión. El módulo de aterrizaje Schiaparelli penetra en la casi inexistente atmósfera marciana a una velocidad de 21.000 kilómetros por hora. El rozamiento genera unas altísimas temperaturas que achicharrarían cualquier nave de no ser por un escudo térmico capaz de aguantar a 1.750 grados. Esta coraza hace además que la nave vaya frenando. Pasados tres minutos sale disparada y se abre un enorme paracaídas de 12 metros de diámetro. Luego, a unos 1.200 metros de altura, se encienden unos retropropulsores que dejan la nave prácticamente parada, flotando sobre la superficie marciana. Después se apagan y el aterrizador se precipita en caída libre desde una altura de unos dos metros. Y ahí es donde viene lo difícil.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 19 de March del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad