Avances en los nano generadores triboeléctricos
20Mar

La tecnología de los nano generadores triboeléctricos ya ha recorrido un largo camino desde sus inicios, hace solo un par de años. Desde entonces, ha conseguido multiplicar su potencia de salida por un factor de 100.000, llegando a desarrollar en la actualidad potencias de hasta 300W por m2. Para que te hagas una idea de los avances, con una simple pisada, se puede conseguir que se enciendan un millar de LEDs.

El foco de esta interesante tecnología está, por supuesto, en las grandes posibilidades para la electrónica portátil de consumo, como por ejemplo, un smartphone que se carga el solito mientras lo tienes en el bolsillo. La nota de prensa aporta un poco más de información sobre los avances en esta tecnología:

Hace un par de años, el equipo de Zhong Lin Wang, del Instituto Tecnológico de Georgia, se encontraba trabajando en un diminuto generador que funcionaba mediante el efecto piezoeléctrico, en virtud del cual, se puede obtener electricidad a partir de la presión física. Para su sorpresa, se producía mucha más potencia de la esperada. Investigando las causas de este aumento inesperado, descubrieron que dos superficies de polímeros dentro del dispositivo se rozaban entre sí, algo que denominaron efecto triboeléctrico, más comúnmente conocido como electricidad estática.

A partir de ese descubrimiento fortuito, Wang desarrolló el primer nano generador triboeléctrico, o “TENG”. Al emparejar y frotar dos hojas de diferentes materiales, una cedía electrones, mientras que la otra los aceptaba. Cuando las hojas se juntaban, los electrones pasaban de una hoja a la otra. Cuando se separaban, se producía una diferencia de potencial entre las mismas.

Desde entonces, los investigadores no han dejado de lograr un aumento en la potencia de salida y de incorpor dispositivos TENG a una gran variedad de objetos cotidianos como suelas de zapatos, silbatos, pedales de bicicleta, tapetes de mesa, mochilas o boyas oceánicas. Los gadgets practicamente funcionan captando la energía a partir de su utilización normal (vibraciones, frotamiento, pisadas), desde el primer minuto y sin fin.

En alusión a las mejoras obtenidas en la actualidad, Wang afirma: “La cantidad de transferencia de cargas depende de las propiedades de las superficies que interactúan. Creando patrones de nano materiales en las películas de polímero, que permiten incrementar el contacto entre las hojas, la potencia generada puede multiplicarse por 1.000″.

Vía :: CleanTechnica

Share

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 20 de March del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad