Cómo la hormona del amor disminuye el odio al extranjero
27ago

Hace medio millón de años, las poblaciones de monos en algunas regiones de África crecieron hasta poner en aprietos a nuestros ancestros. Aquellos pequeños animales eran demasiado rápidos para competir por alimentos como la fruta y los humanos tuvieron que buscar alternativas para sobrevivir. Esta crisis —que en chino no significa oportunidad, aunque a veces pueda serlo— se emplea para explicar el origen de la que puede ser la habilidad esencial de nuestra especie: la capacidad para juntar las mentes. Así comenzaron a cooperar para conseguir alimentos inalcanzables para los monos, como los antílopes.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 27 de agosto del 2017