Cómo los implantes cerebrales pueden devolver la movilidad a las personas con parálisis
21Aug

Algo tan simple como levantar una taza de té requiere una impresionante cantidad de acciones de nuestro cuerpo. La musculatura del brazo se pone en marcha para mover la extremidad en dirección a la taza, y lo mismo hacen los músculos de los dedos para abrir la mano y, a continuación, doblar los dedos en torno al asa. La musculatura del hombro impide que el brazo se desprenda de él, y los músculos del tronco aseguran que no nos caigamos de lado debido al peso añadido de la taza. Todos estos músculos tienen que ponerse en acción de una manera precisa y coordinada y, sin embargo, nuestro único esfuerzo consciente es pensar: “Ah, sí. El té”.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 21 de August del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad