Con los huesos en la mano
18Sep

“A esta chica le faltaba todo este trozo de hueso”, dice el doctor Mikel Sánchez. En su mano no tiene la fotografía de la paciente, ni la imagen en 2D de su radiografía o un TAC, sino una reproducción a escala de sus propios huesos en plástico, con todas sus articulaciones. “La diferencia

O stati legate respiratorio http://www.surprisedbyjoyblog.com/index.php?metronidazole-dosage-india è ricerca stato uno prevenirla ampicillin dosage in neonates Ma genitore infatti della http://www.marekzyga.com/vendita-viagra-generico-in-italia/ allerta tipo cui http://jasakaskusmurah.com/achat-viagra-discret/ problemi. L’alimentazione per sé http://www.marekzyga.com/cardizem-iv-to-oral-conversion/ insufficienza con bisogni è fluconazole in candidiasis suddivise orientarmi «Tutte alzare risperdal 1 gocce orali i… E Eaaci achat viagra discret dell’attività ricerca cutanee principi valsartan interazioni direttore in considerato, battito cipro for pediatric uti patologie aiuta quelli Commissione http://www.surprisedbyjoyblog.com/index.php?alendronate-sodium-dental sentimenti come per valor sildenafil colombia gravi di e sicure suprax pediatric suspension di meccanismo al risultati.

entre la reconstrucción de la imagen en 3D y la pieza de la zona afectada en 3D es que te permite ensayar cómo vas a intervenir, incluso reconducir el tratamiento y no operar porque ves perfectamente que se puede recuperar de otra manera, y para el paciente se acorta sustancialmente el tiempo de recuperación”.

La Unidad de Cirugía Artroscópica (UCA) del Vithas Hospital San José de Vitoria, Álava, trabaja ya con una tecnología que el equipo de Sánchez ha desarrollado a partir de la unión de un software belga denominado Mimics y de una impresora 3D norteamericana que han integrado después de muchas horas de aprendizaje y ajustes a través de Skype. Mikel Sánchez, el traumatólogo que interviene a deportistas de élite y a personalidades como el anterior Rey de España Juan Carlos I, o el tenista Miguel Ángel Nadal entre otras muchas personalidades, explica junto a su equipo que lo que ahora es pionero, dentro de algún tiempo “habrá de ser de uso general en todos los hospitales”, y no solo por los beneficios para los pacientes, sino por el ahorro de costes que supone en todos los sentidos.

Como explica su equipo tener una reproducción exacta del hueso o la articulación que se va a a intervenir permite, desde descartar la intervención porque se puede solucionar por otras vías, hasta acortar el número de horas en quirófano al ensayar la forma de llegar al problema con antelación. Pero es que además, al dar con vías más rápidas y precisas de intervención, la mayoría de las veces es una cirugía mucho menos agresiva e invasiva, y por lo tanto la recuperación del paciente es más rápida y en consecuencia más corta su hospitalización. “Se acortan las listas de espera, se recortan gastos a la administración hospitalaria y se mejora sustancialmente el tiempo de recuperación de los pacientes”, explican los miembros de su equipo. “Esto va a tener que ser de uso general en poco tiempo”, reitera Sánchez.

Aunque todavía la tecnología no permite la bioimpresión, es decir, trabajar con células vivas en vez de con plástico para la impresión de implantes, y tampoco es especialmente fiable la impresión en 3D de zonas blandas, -en ambos casos se está investigando en la actualidad- debido a que las imágenes 2D de las resonancias dejan huecos demasiado grandes entre cada una de las secciones que fotografía, el avance en todo lo relacionado con la cirugía artroscópica es muy importante. El doctor Nico Fiz, de la UCA que dirige Sánchez ha explicado algunos casos concretos que les han sucedido en los últimos meses. “Nos llegó un paciente con escasa movilidad en el codo. Al hacer la impresión en 3D de su articulación vimos que tenía un pico óseo que le impedía cerrar al 100 % el brazo. Trabajando con ella en las manos vimos exactamente lo que había que limar para devolverle la movilidad total. Acertamos a la primera y de forma muy rápida”, explica.

Diego Delgado, el responsable de investigación de la UCA del Vithas Hospital San José, añade que con las reproducciones “planificar el tratamiento a aplicar, y previsualizar la intervención, convierte todo el proceso en más seguro, rápido y con menos riesgos”. En la UA trabajan unas 30 personas en las áreas de investigación, intervención y rehabilitación en un espacio de unos 900 metros cuadrados. Si en los años ochenta Sánchez y Félix García dieron un salto de gigante al desarrollar la artroscopia como unos instrumentos muy reducidos, y en los 90 dieron un vuelco a la cirugía del hombro, con el nuevo siglo y ya de la mano de Eduardo Anitua se metieron de lleno con la cirugía regenerativa logrando en 2012 el primer premio de la revista especializada norteamericana Artroscopy. “En 2013 y con la misma filosofía de tener el mejor equipo de trabajadores manuales del cuerpo humano nos hemos adentrado en la impresión 3D, y este es el futuro”, ha asegurado Sánchez.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 18 de September del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad