Creando vida de la nada
25Mar

Desde el mito del golem hasta el Frankenstein de Mary Shelley, sin olvidar a Lázaro, Pinocho y la bella durmiente, crear vida a partir de la materia inerte ha parecido siempre la última frontera de la arrogancia humana, la línea roja que el hombre no debería osar jamás cruzar so pena de procurarse la ira de los dioses o la imprecación de los demonios como castigo a su insolencia. Por eso, en el fondo, las películas de científicos siempre acaban mal para el científico, ese tipo calvo con guedejas blancas para el que la prudencia es un insulto y la modestia una enfermedad de la piel, que gusta de construir su biografía a dos centímetros de cualquier precipicio y antes se vería muerto que sencillo. Craig Venter, en dos palabras. Lee en Materia su última hazaña.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 25 de March del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad