Cuando las Perseidas aún no eran un fenómeno astronómico
11Aug

Durante más de dos mil años, la teoría de Aristóteles de que los cometas —el origen de la mayoría de las lluvias de estrellas— eran fenómenos atmosféricos, “exhalaciones de la atmósfera terrestre”, se mantuvo vigente sin apenas cambios hasta las detalladas mediciones de Tycho Brahe en el siglo XVI. De ahí el término científico meteoro (en griego, “elevado en el aire”), sinónimo de estrella fugaz y raíz léxica de meteorología. El origen extraterrestre de los meteoros fue demostrado indirectamente por los estudiantes de la Universidad de Gotinga (Alemania) Heinrich Brandes y Johann Benzenberg durante el otoño de 1798 mediante observaciones simultáneas de meteoros desde dos lugares separados 15 kilómetros entre sí.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 11 de August del 2015
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad