Desmontando el (tan esperado) sueño espacial de Richard Branson
27Jan

Después de siete años de retrasos, ¿es posible creer que Richard Branson conseguirá enviar finalmente a turistas al espacio? Esa es una de las polémicas preguntas que se hace el no menos polémico periodista Tom Bower, que este lunes publica en Reino Unido la biografía no autorizada Branson: Behind the mask. Bower, a quien el magnate de Virgin ya denunció una vez por libelo, aunque sin éxito, cuestiona la capacidad del empresario para convertir en realidad un sueño en el que ha embarcado a docenas de celebridades y multimillonarios como Leonardo di Caprio, Justin Bieber o Angelina Jolie, que ya le han dejado casi 60 millones de euros en fianzas para asegurar su asiento en los primeros viajes de un cohete que lleva retrasando su partida desde 2007.

“Viajaré vestido de Santa Claus” dijo Branson a mediados de 2013, cuando anunció que todo estaba casi listo y que él mismo estrenaría el día de navidad los viajes de su empresa, Virgin Galactic, acompañado de sus dos hijos pequeños. El pasado otoño tuvo que anunciar el enésimo retraso: esta vez la partida se estableció para otoño de 2014.

Sin embargo, según Bower, la tecnología en la que está trabajando el equipo de Branson aún está a años luz de llegar a despegar. “Virgin Galactic corre el riesgo de convertirse en un elefante blanco”, ironiza Bower en el libro en referencia a una empresa en la que el exitoso emprendedor británico ha invertido muchos millones de su propio bolsillo y cuyos cohetes en pruebas, que define como “primitivos”, no han sido capaces más que de “mantenerse durante 20 segundos en la atmósfera terrestre”.

Además, según los expertos, es muy difícil que la Federal Aviation Agency (la agencia federal de aviación) de Estados Unidos le conceda a los cohetes de Branson la licencia para poder volar con pasajeros. “Hacen falta muchos vuelos exitosos para que la FAA conceda esa licencia”, declaraba recientemente un ingeniero aeronáutico citado en el diario The Sunday Times, que el domingo adelantaba la información sobre el libro.

Entre otras cosas Bower sostiene que el principal rival de Branson en la carrera espacial comercial, el también multimillonario Elon Musk, propietario de PayPal, ya ha lanzado varios cohetes que han sido capaces de girar en órbita alrededor de la tierra, cosa que el magnate británico aún no habría conseguido.

“Nuestro calendario siempre ha estado motivado por hacer las cosas bien, no deprisa” afirmaba en el citado periódico un portavoz de Virgin Galactic.

No es la primera vez que Bower ataca a Branson. Ya lo hizo en el libro Branson, publicado en 2008 y por el que el empresario lo denunció sin éxito. Además, el periodista, que se llevó un premio en 2003 por sus investigaciones sobre la corrupción en el fútbol británico, también es conocido por airear los trapos sucios de otros personajes, entre los que se cuentan Bernie Ecclestone, Simon Cowell y hasta Gordon Brown.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 27 de January del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad