El barrio chino de ‘Blade Runner’
12Mar

Tenía que ocurrir tarde o temprano. En Blade Runner, aquel icono del cine antiguo, un artesano del barrio chino de Los Ángeles cultivaba ojos humanos en sus matraces para colocarlos a buen precio en el mercado negro del futuro. Y el futuro ya está aquí, como puedes leer en Materia. Los científicos no son chinos, sino japoneses, pero han conseguido derivar de células madre una especie de ojo humano embrionario, que contiene en sus bellos círculos concéntricos los precursores de la córnea, la conjuntiva, el cristalino, la retina y el epitelio pigmentado. Si te has fijado, la suma da un ojo, redondeando un poco.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 12 de March del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad