El blanco de los ojos nos hace humanos
16Jan

Hace medio millón de años, una explosión en la población de monos se convirtió en una amenaza para nuestros ancestros. Aquellos animales se convirtieron en una competencia por la fruta y los homínidos tuvieron que buscar nuevas fuentes de alimentación fuera del alcance de los recién llegados. Entonces, bajo presión, los individuos más dotados para la cooperación, que permitía cazar animales como los antílopes, comenzaron a prosperar. Después, gracias a las colaboraciones puntuales, los vínculos se fortalecieron y la dependencia entre los miembros del grupo se incrementó, avanzando en la construcción de sociedades con las tareas cada vez más divididas. A partir de ese momento, la capacidad para poner juntas las cabezas se convirtió en una cualidad que identifica a los humanos y les proporciona su poder.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 16 de January del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad