El mayor movimiento para salvar los bosques llega a los 100 millones de hectáreas
26Jul

Durante años, la empresa estadounidense Mattel empaquetaba sus muñecas Barbie con cartón tirado de precio procedente de las selvas arrasadas en lugares como la isla de Sumatra, reducto de orangutanes, tigres y elefantes, según denunció la organización ecologista WWF Indonesia. La misma empresa papelera, Asia Pulp & Paper, con un historial de deforestación salvaje, suministraba a Unilever, propietaria de marcas como Mimosín, Axe, Frigo y TRESemmé, según la ONG. Y el mismo papel manchado de sangre de animales empujados a la extinción —como alertó WWF— era comprado por Lego, Adidas, Gucci, Nestlé, la española Idisa Papel y hasta National Geographic. El papel fabricado con los árboles talados tan pronto servía para producir rollos de papel higiénico como miles de volúmenes del Corán.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 26 de July del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad