El rocío del sol, la planta mágica que fascinó a Darwin
12Aug

El rocío es la manifestación más sigilosa del agua. Mucho más discreta que la lluvia y los río; no hace ni una gota de ruido. Desde una perspectiva científica es una simple condensación. No lo creían así los alquimistas. En la Tabla Esmeralda se puede leer: “Su padre es el Sol, y su madre la Luna, el Viento lo llevó en su vientre, y su nodriza es la Tierra”. En esos tiempos, se recolectaba para extraer el espíritu universal y emplearlo como una poderosa medicina. Por eso, los alquimistas fueron tras el rocío del sol, una planta con secreciones parecidas al rocío de la mañana.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 12 de August del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad