EmDrive, un motor experimental, ¿para llegar a Marte?
20Jan

Hay un nuevo motor experimental que está ganando la aceptación de los científicos, quienes se muestran bastante interesados en él. La razón es que dicho motor podría ser la clave para llegar a Marte en semanas en lugar de meses, un sueño que la tecnología actual no puede cumplir. Sin embargo, para realizar tal proeza con este motor primero hay que romper las leyes de la física.

Los motores que nos lleven algún día al espacio deben cumplir con una condición importante: no utilizar propulsor. Esto porque mientras más partes móviles se tengan mayor es la propabilidad de que algo se descomponga. El nuevo motor, denominado EmDrive, cumple con este requisito al utilizar microondas para generar propulsión, que deben rebotar en un espacio cerrado para generar empuje.

La fuerza obtenida no es fuerte pero las implicaciones de esta tecnología son enormes. En teoría con paneles solares se podría captar energía de las estrellas para transformarla en electricidad, y esta a su vez en empuje con el mencionado motor. Y aquí es donde comienza la controversia, porque para hacer esto hay que violar las leyes de la física conocida, en específico la ley de conservación del momento.

Se dice que no se puede crear o destruir impulso. Pero con el EmDrive si que se puede crear impulso. Al día de hoy nadie sabe con ciencia cierta porque este motor funciona, pero se especula que el principio de funcionamiento está relacionado con la mecánica cuántica. De momento hay más razones por las que este motor no debería funcionar, pero al parecer hay una ecuación desequilibrada de impulso en juego.

Roger Shawyer es quien está detrás de este motor. Lleva más de una década trabajando en esta tecnología, tiempo durante el cual ha tenido que soportar inumerables descalificaciones. Sin embargo, en todo este tiempo nadie ha probado que el motor en realidad no funciona, y cada vez más científicos se entusiasman con este desarrollo. De hecho Guido Fetta de la NASA ha construido un motro similar el EmDrive.

La fuerza de impulso obtenida no es atribuida a ningún fenómeno electromagnético conocido, por lo que la interacción podría estar ocurriendo con el plasma virtual de vacío cuántico. Será cuestión de tiempo, y espero que no mucho, para desentrañar los misterios de esta tecnología, que podría ser la llave para que la humanidad salga al espacio.

Vía | Mashable | Sector Electricidad

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 20 de January del 2015
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad