Faltó planificación y formación del personal
07Oct

A medida que avanza la investigación del primer caso de ébola en Europa se ha puesto el foco en diferentes eslabones de la cadena de protección que han podido fallar. Entre ellos está la correcta actuación del personal médico y sanitario, pero también el protocolo de actuación nacional ante casos de ébola, la formación del personal sanitario, la equipación de protección personal de la que disponen e incluso las instalaciones sanitarias necesarias para cuidar adecuadamente de los enfermos garantizando que nadie más se contagia. ¿Cuál ha sido el eslabón de la cadena que ha fallado? Según los expertos consultados por este diario España tiene los medios técnicos y las infraestructuras suficientes para recibir enfermos de ébola, pero las autoridades han fallado a la hora de planificar su asistencia y preparar al personal médico y sanitario que debía atenderles.

 “En España tenemos recursos humanos suficientes para hacer frente a este problema, no hay nada que tengan otros hospitales de EEUU o Alemania que nosotros no tengamos y no tenemos unos protocolos de actuación más laxos que otros países”, ha explicado a este diario Ildefonso Hernández, presidente de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS). El problema según Hernández es que la decisión de traer al primer religioso infectado, Miguel Pajares, “no se planeó adecuadamente”. “España debería tener ya una normativa establecida para saber cómo actuar en estos casos, pero este Gobierno no es muy sensible a cuestiones de salud pública, hay una ley promulgada al respecto desde 2011 pero no la quieren aplicar”, señala. Se trata de la Ley General de Salud Pública, que incluye medidas para establecer “una correcta vigilancia epidemiológica” y cuyo articulado “no se ha desarrollado”, denuncia Hernández. “Lo normal hubiera sido que tras la detección del brote en África el año pasado se hubiesen determinado los medios a usar, se convocase el Consejo Interterritorial y se determinase cuál era el centro de referencia para atender a los enfermos”, denuncia.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) también descarta que España tenga un déficit de recursos sanitarios respecto a otros países de su entorno o que sus protocolos sean inferiores. “Los países europeos tienen estándares muy altos de preparación ante fiebres hemorrágicas incluido el ébola y esto incluye a España”, ha explicado a este diario un portavoz de la Oficina Regional de la OMS para Europa. “Es parte de la investigación el entender cómo pudo suceder la transmisión”.

 Para Teresa Pi-Sunyer, una enfermera experta en prevención de infecciones que se prepara para viajar a Sierra Leona con la OMS, la causa del primer contagio hay que buscarla en la escasa formación del personal médico y sanitario. “No hemos preparado a la gente que debía atender a los enfermos y la causa del contagio hay que buscarla en su falta de hábito a la hora de tratar este tipo de enfermos”, explica. Pi-Sunyer es consultora de prevención de infecciones y ha trabajado para la Generalitat catalana, el Ministerio de Sanidad y también en la campaña contra la gripe A de la OMS en América Latina. “No se ha gastado lo suficiente en preparar a la gente, haría falta menos parafernalia de aviones y ambulancias porque cuando llega el enfermo a la habitación ni los auxiliares ni el personal médico saben cómo actuar, cómo mover al enfermo, cómo sacarle sangre…”, opina.

En la misma línea se han pronunciado los sindicatos. Por ejemplo, UGT denuncia que los sanitarios que atendieron a los dos enfermos de ébola en el Hospital Carlos III de Madrid solo habían recibido un curso de 15 o 20 minutos, informa EFE.

También se vuelve a discutir estos días si se hizo lo correcto repatriando a los dos misioneros infectados. “Se trata de una decisión sociopolítica y yo personalmente sí los habría traído”, explica Luis Martínez, jefe del servicio de microbiología del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander. “En principio estábamos preparados para traer a los dos enfermos y aquí aplicamos los mismos protocolos que recomienda la OMS o el Centro Europeo de Control de Enfermedades”. “Ahora mismo es imposible saber qué ha ocurrido para causar la actual brecha pero es evidente que parte del protocolo no se ha cumplido y alguien ha hecho algo mal”, opina. “”No había otra solución que traerlos”, coincide José Luis Pérez Sáenz, responsable del servicio de microbiología del Hospital Universitario de Son Espases, en Palma de Mallorca.

Otra gran incógnita es si este primer contagio se logrará contener. “Seguro que sí”, opina un alto responsable de uno de los Hospitales de referencia en Madrid. “Este tipo de casos no deben pasar a más en un país desarrollado”, asegura.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 07 de October del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad