Horizonte 2020: la nueva financiación europea
17May

El denominado Horizonte 2020 (H2020) es un poderosísimo instrumento de competitividad, financiación y crecimiento que acaba de poner en marcha la Unión Europea (UE) con 78.600 millones de euros de presupuesto.

El fin fundamental es conseguir que Europa recupere el liderazgo económico con la implantación de un programa destinado fundamentalmente a alcanzar tres objetivos: combatir la crisis económica, invirtiendo en el crecimiento futuro y en la creación de empleo; responder a las preocupaciones de los ciudadanos sobre su calidad de vida, su seguridad y su medio ambiente, y reforzar la posición europea global en investigación, innovación y tecnología.

El Horizonte 2020 es, en sí mismo, una gran oportunidad de desarrollo de la que muchos hablan y pocos conocen con detalle. El famoso VII Programa Marco ha dejado paso al H2020 (adicionando otros programas coexistentes como el Competitiveness and Innovation Program y el European Institute of Innovation and Technology), el Programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea previsto para 2014-2020 que contribuirá directamente a abordar los principales retos sociales enunciados en la Estrategia Europa 2020, y las iniciativas emblemáticas (flagships) Innovation Union y European Research Area. El presupuesto disponible asciende a 78.600 millones de euros. Es un texto complejo que ofrece a empresas y emprendedores múltiples oportunidades para dar un importante salto cualitativo en su desarrollo, premiando generosamente el valor real y la excelencia en I+D+i aportados al mercado.

E La oportunidad. El H2020 debe ser valorado, ante todo, como una extraordinaria oportunidad de financiación para las empresas en un entorno de crisis o poscrisis. Su gran reto es reducir el plazo ahora existente entre la obtención de los resultados de investigación y su aplicación práctica en el mercado. Se trata de no convertir la investigación en un mero proceso teórico, en el que se invierte pero cuyos resultados tardan en encontrar —o no la encuentran nunca— aplicación práctica en el mercado. Para alcanzar este objetivo, H2020 integra por primera vez todas las fases de la I+D+i, desde la generación del conocimiento hasta las actividades más próximas al mercado: investigación básica, desarrollo de tecnologías, investigación aplicada, proyectos de demostración, prototipos, validación y líneas piloto de fabricación.

E Los pilares. El programa se estructura sobre tres pilares principales:

“Ciencia excelente”: con un presupuesto de 24.600 millones de euros, pretende reforzar y ampliar la excelencia de la base científica de la UE, así como consolidar el Espacio Europeo de Investigación para hacer que el sistema resulte más competitivo a escala mundial.

Entre los objetivos del pilar de “ciencia excelente” está el apoyo a las personas y equipos con talento y creatividad para realizar investigación puntera de alta calidad. En España se verían beneficiadas universidades, centros tecnológicos, el CSIC y cualquier organización donde haya investigadores que generen investigación básica.

“Ciencia excelente” financia la investigación colaborativa para abrir nuevos y prometedores campos de investigación, proporcionando a los investigadores una formación basada en la excelencia y con las mejores oportunidades de desarrollo a través de las dotaciones Marie Sklodowska-Curie (MSCA).

“Ciencia excelente” interesa a cualquier empresa española con un proyecto de I+D que quiere que ejecute un investigador de otro país. También contempla dotaciones que favorecen la cooperación entre el mundo académico, los centros de investigación y la industria en distintos países. El objetivo es asegurar que Europa cuenta con infraestructuras de investigación de primera clase (incluyendo e-infraestructuras) accesibles para todos los investigadores dentro y fuera del marco europeo.

“Liderazgo industrial”: con una dotación de 17.938 millones de euros, su prioridad es acelerar el desarrollo de las tecnologías que sustentarán las empresas del mañana, además de ayudar a las pymes innovadoras europeas a convertirse en empresas líderes en el mundo.

Este programa tiene tres objetivos específicos. El primero, Leadership in Enabling and Industrial Technologies (LEIT), está orientado a acelerar el desarrollo de tecnologías específicas para mejorar la competitividad científica e industrial europea.

El énfasis se pone en las áreas de investigación e innovación con una fuerte dimensión industrial y donde el dominio de las nuevas oportunidades tecnológicas permita impulsar la innovación. Europa ha establecido como áreas estratégicas las TIC, nanotecnología, materiales avanzados, fabricación avanzada, biotecnología y espacio, con el fin de acelerar las tecnologías desarrolladas y llevarlas al mercado lo antes posible. Esto supondrá que el tejido empresarial europeo podrá llegar a ser más competitivo frente a países como Estados Unidos o Japón.

La implicación de la industria, y en particular de las pymes españolas —más del 98% de las empresas del país—, es absolutamente crucial para maximizar el impacto esperado de las acciones.

El segundo, Innovation in SMEs, ofrece también un apoyo cercano a la pyme en todo el proceso de innovación a través de un instrumento específico que cuenta con un presupuesto propio. Además, ha previsto fondos para diversas acciones cuyo objetivo es el desarrollo y la prestación de servicios de apoyo orientados a incrementar la capacidad de innovación de las pequeñas y medianas empresas.

Finalmente, continúa el apoyo a la iniciativa EUREKA/Eurostars, que provee fondos para proyectos de colaboración transnacionales de las pymes intensivas en investigación.

“Retos sociales”: cuenta con un presupuesto de 31.748 millones de euros. Esta parte responde directamente a las prioridades políticas y sociales expuestas en la estrategia Europa 2020. Además, se propone estimular la masa crítica de esfuerzos de investigación e innovación necesaria para alcanzar los objetivos políticos de la Unión y los retos de la estrategia Europa 2020.

La atención se centra en seis áreas esenciales para una vida mejor: 1. Salud, cambio demográfico y bienestar económicamente sostenible, oportunidades para generar nuevos puestos de trabajo y crecimiento. 2. Seguridad alimentaria, agricultura sostenible, investigación marina y marítima, y bioeconomía. 3. Energía segura, limpia y eficiente: hacer la transición hacia un sistema energético fiable, sostenible y competitivo. 4. Transporte inteligente, ecológico e integrado, acción por el clima, eficiencia de los recursos y materias primas del planeta. 5. Europa en un mundo cambiante: sociedades inclusivas, innovadoras y reflexiva. Y 6. Sociedades seguras: en un contexto de transformaciones sin precedentes, creciente interdependencia y amenazas globales, fortalecer la cultura europea de la libertad y la justicia.

Todas las acciones deberán tener en cuenta soluciones no solo basadas en la tecnología, sino también en la innovación no tecnológica y en la organizativa. Además contempla la innovación en el sector público, que ahora cubre todo el ciclo de la I+D+i, con especial hincapié en acciones orientadas a la innovación tecnológica y social.

Horizonte 2020 dispone de un presupuesto adicional para financiar otras acciones directas. La Comisión Europea desea movilizar conjuntamente a través de este programa recursos públicos y privados en iniciativas de interés estratégico europeo, gestionadas por estructuras externas a ella.

La política de externalizar la gestión de parte del presupuesto ya se implantó durante el VII Programa Marco. Ahora, Horizonte 2020 incluye diversas líneas industriales —algunas continúan y otras son de nueva creación—, en las que entidades privadas y públicas se agrupan para definir los contenidos de los programas de trabajo (en el caso de las Public Private Partnerships) e incluso gestionar convocatorias propias (como las Joint Technology Initiatives).

Horizonte 2020 financia proyectos (normalmente en colaboración transnacional) en todas las fases del proceso que lleva de la investigación al mercado: actividades de investigación, desarrollo tecnológico, demostración e innovación (incluyendo innovación social y no tecnológica), así como actividades horizontales de apoyo a la investigación y la innovación.

La participación en Horizonte 2020 se puede realizar mediante el acceso a convocatorias abiertas gestionadas por la Comisión Europea o sus agencias ejecutivas.

Los sectores punteros en España forman parte de las líneas estratégicas en H2020 en forma de convocatorias e iniciativas que suponen una oportunidad de crecimiento, mejora de competitividad, acceso a fuentes de financiación privilegiada para actividades de I+D+i y colaboración con entidades de otros países y redes internacionales.

H2020 está muy orientado a las grandes industrias tractoras de I+D, muy activas en nuestro país, sin olvidarse de las pymes que, además de poder participar en proyectos colaborativos encuadrados en los pilares “Retos sociales” y “Liderazgo industrial”, tienen su propio instrumento (donde se proponen temáticas abiertas en estos mismos pilares a los que pueden presentar propuestas solos o en consorcio) ocupando un tercio del presupuesto en cada uno de ellos.

Víctor Tarruella de Oriol es presidente de Euro-Funding.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 17 de May del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad