‘Johnny B Goode’ en los confines del Universo
17Aug

De muy pocas máquinas puede decirse que siguen funcionando al cabo de cuarenta años, sin mantenimiento ni cambio de piezas. Y más aún, cuando se encuentran a más de 17.000 millones de kilómetros de distancia, tanto que sus debilísimas señales tardan casi un día entero en llegar a nosotros. Son las dos sondas Voyager, que cumplen ahora las cuatro décadas de edad, los exploradores robóticos que más lejos se han aventurado.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 17 de August del 2017
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad