“La alteración del sueño y de los ritmos circadianos puede dañar la salud”
28Jun

La vida en la Tierra no es constante a lo largo del día. Los animales, las plantas, incluso las bacterias varían su actividad con un ritmo adaptado a las rotaciones de 24 horas del planeta. Cada célula porta un reloj bioquímico interno que, gracias a la acumulación nocturna de ciertas proteínas y a la degradación de las mismas durante el día, asegura la periodicidad de procesos tan importantes como el sueño o el hambre, en el caso de los animales. Michael W. Young (Miami, 1949) es uno de los científicos que descubrió cómo funciona el reloj. Junto con Jeffrey C. Hall y Michael Rosbash recibió el Premio Nobel de Medicina el año pasado por describir el sistema de autorregulación de estas proteínas que gobierna los ritmos circadianos (del latín circa, alrededor, y dies, día).

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 28 de June del 2018
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad