La genética desvela sutiles diferencias entre el cerebro humano y el chimpancé
23nov

Hace más de 100 años, Santiago Ramón y Cajal se rebeló contra una idea que consideraba falsa y humillante. Grandes expertos de su época sostenían que el cerebro humano era esencialmente igual que el de un ratón, un perro o un primate. Estaba hecho con las mismas piezas básicas, pero era tres veces más grande que cualquier otro primate. Cajal en cambio pensaba que las personas tienen neuronas diferentes y que en ellas reside el gran secreto de la mente humana.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 23 de noviembre del 2017