La huerta de los ‘superalimentos’
03Aug

Cuando la producción ecológica y las etiquetas bio eran una rareza en el panorama alimentario español, por iniciativa del perito industrial Antonio Esteban surgió en 1982 una empresa en Soria dedicada a lo natural. De las primeras infusiones y productos de fitoterapia y homeopatía, a la actual elaboración de una gama de alimentos que van desde las bebidas de avena, arroz, soja o alpiste, al tofu y las hamburguesas y patés vegetales o el ginseng, procedente de una plantación ecológica a orillas del Duero. En el catálogo de Soria Natural hay unas mil referencias de distribución internacional con el objetivo de la vida saludable y que incluyen comida para personas con intolerancias o necesidades especiales.

El maná de los campos de Soria son los llamados alimentos funcionales o superalimentos (con mayores nutrientes y propiedades terapéuticas). Junto al nacimiento del río Duero hay una naturaleza privilegiada que nutre a los hambrientos de productos ecológicos y a los que confían en el poder medicinal de las plantas.

Los cultivos de Soria Natural, en el pueblo de Garray, se extienden en una plantación de más de 320 hectáreas certificadas como ecológicas por la UE y que se hallan próximas al laboratorio de investigación de la empresa. En un entorno de clima continental, a 1.200 metros de altitud, crecen 70 especies distintas de plantas, que son regadas con agua de lluvia y de manantial y abonadas con material orgánico vegetal. Son recolectadas y secadas en la estación precisa y en la fase lunar más propicia, cuando las materias primas tienen más alta concentración de principios activos.

La fertilidad de las tierras sorianas ha casado bien con variedades de otras latitudes, como lo demuestra una plantación de ginseng coreano, pionera en España, que, al cabo de seis años de cultivo, “su raíz está cargada de principios activos, en su momento óptimo”, aseguran los responsables de la empresa.

Y no es el único ingrediente asiático procesado con I+D soriano. La soja es base de una gran cantidad de productos, líquidos y sólidos. Su derivado, el tofu, se presenta solo y fusionado con elementos mediterráneos, como pimentón, tomate, calabacín o alcachofa, en forma de hamburguesas vegetales o empanadillas, emulando al queso (quefu) e incluso como sustituto del huevo en una tortilla precocinada, sin gluten.

La soja también aparecerá entre las próximas novedades de Soria Natural, como miso en pasta y la salsa tamari (condimento hecho solo con soja, agua y sal, sin trigo, a diferencia de la salsa de soja convencional). Esta es apta para intolerantes al gluten, un colectivo al que la empresa dedica gran atención. Hay toda una gama para las personas con necesidades especiales de alimentación.

Para los amantes de las tisanas, lanzan unas infusiones en cápsulas (compatibles con las cafeteras Nespresso). Otro lanzamiento es el vinagre balsámico de manzana ecológico y la línea oriental se incentiva con más propuestas, como los mix de fermentados de verduras; de sabor agridulce, fuerte, mantienen una actividad enzimática muy alta. Igualmente la poseen las “aceitunas vivas”, olivas deshidratadas sin tratar térmicamente ni macerarse en salmueras, de gran poder antioxidante.

Son alimentos funcionales, porque están orientados a mejorar la salud y prevenir enfermedades. Y en esta línea de superalimentos, que contienen mayores cantidades de nutrientes (vitaminas, minerales, antioxidantes) pone el acento la empresa soriana. La chía, el comino negro, el alpiste, la espelta (un cereal primitivo más digestivo) o la quinoa (grano andino ahora en valor) son algunas de las apuestas de su catálogo, y se ofrecerán platos preparados con estos ingredientes para fomentar su uso en la cocina diaria. “Hace 12 años fuimos pioneros en la producción ecológica y estamos en continua evolución para competir con los productos comerciales. Ninguno de nuestros productos está modificado genéticamente, eso choca con nuestra filosofía”, asegura Gonzalo Irigoyen, portavoz de la compañía. “Haría falta una campaña muy fuerte por parte de las autoridades públicas para convencer al público de las ventajas del consumo de productos ecológicos”, añade. “Su producción beneficia al medio ambiente al no tener pesticidas y son más saludables”.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 03 de August del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad