La malaria en el mundo
24Jan

Un insecto, un parásito y tanta potencia de daño: cada minuto muere un niño en África por culpa de la malaria, enfermedad que se transmite al ser humano por la picadura de mosquitos infectados. La estimación de sus consecuencias quedan recogidas en el último informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS): más de 207 millones de casos se produjeron en el mundo en 2012 y unas 627.000 muertes, la mayoría, niños. La gran mayoría en África y el Sureste asiático.

A pesar de las medidas tomadas en las últimas décadas para mitigarla, sigue arrasando allá donde encuentra buen caldo de cultivo: pobreza, desnutrición, otras enfermedades infecciosas… Y sigue siendo endémica en casi un centenar de países. Así, la búsqueda de una vacuna que lo frene se ha convertido en una carrera de obstáculos.

En el mapa que presentamos arriba se muestra la progresión y los altibajos de la enfermedad desde 1990 hasta 2012. En El País Semanal del próximo domingo publicaremos el reportaje ‘Malaria, laboratorio africano’. Durante una visita a Mozambique nos acercamos al Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), donde el español Pedro Alonso y un equipo de cerca de trescientas personas se ocupa, entre otros (pues también se afanan en contener otras enfermedades infecciosas en la zona, como el HIV, las diarreas, la tuberculosis y la neumonía), de investigar el prototipo de vacuna que más lejos ha llegado hasta ahora: la vacuna RTS,S. Una gran esperanza que puede ser una realidad en 2015 puesto que los laboratorios Glaxo SmithKline han solicitado ya su comercialización a la Agencia Europea del Medicamento y los once laboratorios africanos que han participado en el estudio durante años esperan ya la recomendación de la OMS. .

 

 

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 24 de January del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad