La maldición del cáncer en Brasil
27Feb

Pedro Gómez es un hombre bajo, de complexión fuerte, de algo más de 60 años, con el rostro rojizo y los brazos bronceados, propios de quien trabaja al aire libre. Está preocupado por un bultito en el dedo, le dice a la doctora, la genetista oncológica María Isabel Achatz, que le toma la mano para mirarla mejor. Achatz le habla con amabilidad y después se inclina hacia delante para inspeccionarle otra pequeña lesión detrás de la oreja.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 27 de February del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad