La marcha del científico Izpisúa
17Jan

La marcha del científico Juan Carlos Izpisúa es una de las peores noticias que podríamos recibir. Izpisúa, a diferencia de nuestros políticos actuales y pasados, es una mente privilegiada. Es un brillantísimo investigador, que se ve obligado a tirar la toalla e irse, decepcionado y harto, de un país que no valora en absoluto la excelencia.

No hay dinero para sus 18 proyectos en marcha, pero seguimos manteniendo un Senado inútil, unas diputaciones innecesarias (ambas instituciones, claro, son refugio de políticos que, de no estar en ellas tendrían difícil encaje laboral), aeropuertos cerrados, ciudades de cultura que solo sirven para recibir visitas guiadas de jubilados, obras de arquitectos estrella que se desmoronan o decenas de casos de corrupción en los que los de siempre se han llevado a manos llenas el dinero que, de haberse destinado a otros fines como la investigación y la cultura, habrían hecho de España una potencia mundial en este campo. ¿Hasta cuándo tendremos que soportar a estos políticos,, parásitos del poder y poseedores de una muy preocupante estrechez mental, que están hundiendo en el fango a nuestro país? — José María García Colodro.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 17 de January del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad