La naturaleza no cree en el amor
14Feb

Hay una anécdota, probablemente apócrifa, protagonizada por el presidente de EEUU Calvin Coolidge y su esposa Grace que ilustra un fenómeno amenazador para cierta idea del amor. Durante una visita a una granja de pollos, la pareja avanzaba en grupos separados y le tocó a la Primera Dama llegar antes a la zona utilizada para cruzar a los gallos y a las gallinas. Allí, después de que un empleado explicase el proceso, la señora Coolidge le planteó una duda: “¿Cuántas veces al día monta el macho a las hembras?”. “Muchas veces”, respondió el granjero. Y ella remachó: “Pues ahora, cuando el presidente pase por aquí, se lo cuenta”.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 14 de February del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad