La noche en que una bomba atómica pudo borrar Arkansas del mapa
13Jan

Imaginen una historia en la que el simple despiste de un encargado de mantenimiento termina arrasando todo un Estado, el de Arkansas, con el futuro presidente de EEUU, Bill Clinton, entre las víctimas. No es una ucronía, una de esas novelas en las que los nazis ganan la guerra. Es una situación que estuvo demasiado cerca de ocurrir en la realidad por culpa del escaso cuidado que rodeaba a las bombas atómicas más poderosas.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 13 de January del 2017
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad