Lluch pide que no se discrimine por costes farmacéuticos en cáncer
12Sep

La gran protagonista del acto inaugural del curso en la Universitat de València fue la doctora Ana  Lluch, que leyó la lección magistral y recibió la medalla de la institución académica como reconocimiento a muchos años de investigación en torno al cáncer, y especialmente el cáncer de mama. 

Lluch, que también recibió en 2010 la Alta Distinción de la Generalitat por su trabajo científico ha hablado de Los nuevos retos en la investigación y el tratamiento del cáncer. La médica e investigadora valenciana ha hecho un repaso histórico de los avances científicos y terapéuticos en el tratamiento de esta enfermedad y ha hecho propuestas concretas para mejorar las terapias.

A modo de conclusión general, ha dicho “los tratamientos dirigidos han supuesto un avance importantísimo en la Oncología, aunque sabemos todavía muy poco sobre su funcionamiento”.  Ha señalado una serie de actuaciones que deben ponerse en marcha para “optimizar los tratamientos que se están aplicando en la actualidad, así como para implementar la investigación clínica” y así “trasladar los beneficios que de ello se derivan lo mas rápidamente a los pacientes”. 

Esta -trasladar los beneficios a los pacientes- se ha revelado una de las máxima preocupaciones de la doctora, que vive la práctica clínica y la investigación en constante interacción, como directora del servicio de Oncología y Hematología del Hospital Clínico de Valencia.

La primera de estas actuaciones compete a las Administraciones responsables de la sanidad pública, que “deben poner los medios y recursos necesarios para que el costo farmacéutico no sea la excusa que posibilite la existencia de discriminaciones entre los pacientes, independientemente de su estrato social, nivel económico o cultural”.

En el cáncer en general, y en el de mama en particular, “el tratamiento adyuvante aumenta de manera significativa la curación de la enfermedad”  por lo que ha reclamado que se agilicen “los trámites de los estudios, tanto a nivel hospitalario como por parte de las administraciones, para que se conviertan en auténticos motores de progreso” y se evite “cualquier retraso” en la aplicación del tratamiento a la paciente del cáncer de mama.

Sobre la información al paciente, Ana Lluch considera que los tratamientos deben estar “precedidos de una correcta y veraz información”, a fin de respetar sus derechos y dignidad. El paciente, ha concluido, “tiene que poder decidir con total autonomía, sin presiones, y con el conocimiento suficiente, salvaguardando con esto sus derechos y su dignidad como persona”.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 12 de September del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad