Los satélites Galileo lanzados ayer, colocados en una órbita incorrecta
23Aug

La Agencia Espacial Europea (ESA, en sus siglas en inglés) ha informado hoy de que los dos satélites Galileo lanzados ayer desde la Guyana francesa en una nave Soyuz no han alcanzado la órbita correcta. El quinto y sexto satélites del sistema europeo de navegación, no obstante, están bajo control de la ESA, que estudia ahora las posibles consecuencias de que no hayan encontrado su posición correcta.

“Las observaciones realizadas tras la separación de los satélites de la [nave] Soyuz VS09 para la misión Galileo muestran un hueco entre la órbita alcanzada y la que estaba planeada”, dice en un comunicado Arianespace, fabricante de Doresa y Milena, los dos satélites desviados. “Fueron colocados en una órbita más baja de lo esperado. Los equipos están estudiando el impacto que esto pueda tener en los satélites”, añade la nota. Arianespace ha declinado confirmar si esa trayectoria equivocada puede ser corregida, según informa la agencia AFP. En cualquier caso, la ESA ha informado también en otra nota de que ambos satélites están controlados de forma segura por su centro de operaciones en Darmstadt, en Alemania, y que habrá información sobre su estado “tras los análisis preliminares de la situación”.

Doresa y Milena partieron ayer a lomos de la lanzadera rusa Soyuz de la base de Kurú, en la Guyana francesa, a las 9.27 (14.27 en España). A las tres horas y 48 minutos, la nave debía separarse de los dos satélites y dejarlos sobre una órbita circular a 23.522 kilómetros de altura.

Los dos satélites debían formar parte de la red de navegación europea Galileo, la alternativa del viejo continente al estadounidense GPS. Tras años de retraso, el proyecto, que dirige la ESA para la UE, está acelerando ahora, para alcanzar la meta de una red de 26 satélites en órbita para 2017, más seis de repuesto. Con un peso de 714,3 y 715,3 kilos respectivamente, son los dos primeros satélites operativos del dispositivo Galileo, que se vienen a sumar a cuatro experimentales puestos en órbita en 2011 y 2012.

La Comisión Europea (CE) ha invertido unos 13.000 millones de euros en el programa Galileo (ideado en 1998, pero que desde entonces ha sufrido retrasos y sobrecostes), aunque parte de ese presupuesto le corresponde al predecesor, Egnoss, que entró en servicio en 2009. El proyecto Galileo funcionará con el sistema estadounidense GPS y el ruso Glonass. Al completo, permitirá un posicionamiento en tiempo real con un margen de menos de un metro.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 23 de August del 2014
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad