Más Marie Curie y menos Newton
10Feb

Una profesora de Física de la ESO animó a Begoña Vila Costas a estudiar ciencia, aunque también le gustaban mucho las letras. Vila Costas siguió su vocación y fue una de las tres alumnas de la clase de Astrofísica de la Universidad de Santiago de Compostela, en 1981. Años más tarde, se doctoró en la Universidad de Manchester como la única mujer del curso. Hoy, la astrofísica trabaja en el desarrollo del telescopio espacial James Webb, que sucederá al ya mítico Hubble, y tiene una medalla de la NASA por sus “logros excepcionales” en la principal agencia espacial del planeta.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 10 de February del 2017
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad