Mi psicoterapeuta me da LSD
22Aug

El timbre de la puerta de Friederike Meckel Fischer sonó a las 6:30 de la mañana del jueves 29 de octubre de 2009. Diez policías esperaban en la calle. Una vez dentro, registraron la casa, esposaron a Friederike, una diminuta mujer de 60 años, y a su marido, y se los llevaron a un centro de prisión preventiva. Les hicieron fotos y les tomaron huellas, y después les metieron en sendas celdas de aislamiento. Unas horas más tarde, Friederike, psicoterapeuta, fue llevada a la sala de interrogatorios.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 22 de August del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad