Mi vida con narcolepsia, el trastorno para el que aún no hay cura
04Nov

Uno de mis primeros trabajos consistía en vigilar a los leones. Hay algunas ocupaciones que no son adecuadas para alguien con narcolepsia no tratada, y probablemente esta sea una de ellas. Tenía 22 años, y hacía poco que había obtenido el grado en Zoología estudiando a los suricatos en el desierto del Kalahari, Sudáfrica. Trabajábamos por parejas, uno de nosotros a pie, caminando con los suricatos, y el otro en el jeep, oteando el horizonte en busca de señales de peligro por presencia de leones. En muchas ocasiones me desperté con las marcas del volante en la frente, comprendiendo que había perdido de vista a los suricatos y a mi compañero. Esto puedo contarlo porque nadie acabó devorado.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 04 de November del 2017
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad