“Tenemos que dejar de pensar que todo es desechable”
24May

“Amé el océano la primera vez que me sumergí. Era el Caribe. Vi un tiburón y tenía miedo, pero no podía dejar de mirarlo, es un animal majestuoso. Yo tenía 9 años e iba de la mano de mi padre”. Su padre era el explorador de los océanos por excelencia, Jacques Cousteau. Pierre Yves Cousteau (París, 1982) se considera el número uno de todos sus admiradores. “Decía que para proteger algo hay que amarlo. Y para amarlo hay que conocerlo”. El hijo menor del documentalista se interesó por los orígenes de la vida en la Tierra. Estudió astrobiología y trabajó en la Agencia Espacial Europea. “La vida en nuestro planeta pudo haber surgido en el fondo del océano: en la reacción que se crea cuando el agua del mar entra en contacto con el magma”, explica a este diario tras recibir un reconocimiento en Nairobi, Kenia, como “ciudadano del mar” del Programa la ONU para el Medio Ambiente (PNUMA) por su labor en la conservación.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 24 de May del 2016
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad