Un genoma de ocho patas y mucho nervio
14Aug

Inquietante e inteligente, antiestético pero diestro en las artes del camuflaje, y dotado de dos ojos insólitos en su linaje y demasiado parecidos a los nuestros como para ignorarlos, el pulpo es seguramente lo más parecido a un alienígena que conocemos en el planeta Tierra. La lectura del ADN completo del pulpo el primer genoma de un cefalópodo— explica ahora la presencia de todas esas cualidades avanzadas en un invertebrado que, por todo lo que sabemos, no debería tenerlas.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 14 de August del 2015
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad