Una historia de asesinos natos
06Jun

La tarde del seis de julio de 1944 iba a ser especial en Hartford, la capital de Connecticut (EE UU). Había función del circo de los hermanos Ringling. Con la mayoría de los hombres jóvenes en los distintos frentes de la II Guerra Mundial, las gradas se llenaron de mujeres y niños. Tras los leones, le tocaba actuar a los Wallendas Voladores, una familia de acróbatas. Entonces empezó el desastre. Por aquel entonces, se usaba una especie de parafina altamente inflamable para impermeabilizar los toldos. En segundos, de una llama se pasó a un pavoroso incendio. Mientras la banda tocaba la marcha Barras y estrellas por siempre, murieron al menos 168 personas. Fue el incendio con mayor número de víctimas de la historia de EE UU. Y fue el mayor asesinato múltiple de ese país.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 06 de June del 2015
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad