El cambio horario agrava los síntomas del Síndrome del Ocaso
24Mar

Al caer el sol, el cuerpo y la mente reaccionan. Agitación, confusión, ansiedad, irritabilidad son algunos de los síntomas que, en la mayoría de los casos, pasan inadvertidos por su baja intensidad y porque van asociados a rutinas horarias que normalizan las sensaciones. Pero en las personas más vulnerables, como los mayores y, en especial, aquellos con trastornos como el alzhéimer o demencia, estas manifestaciones pueden agravarse. Es el Síndrome del Ocaso o Sundowning. El cambio horario, como el de esta noche del sábado al domingo, cuando a las dos de la madrugada se adelantan los relojes una hora, afecta al modificar de forma brusca la relación entre los horarios habituales y el que marca la naturaleza.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 24 de March del 2018
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad