La enfermedad de la familia que no puede dormir
14Apr

Hasta hace poco más de un siglo, los médicos no podían hacer mucho más por los enfermos que el brujo del pueblo. Cuando alguien se curaba lo hacía, casi siempre, porque su organismo habría vencido a la enfermedad de todas formas, pero los humanos preferimos la sensación de que controlamos nuestro destino. El médico, como el brujo, ofrecía el alivio de una explicación y un ritual que seguir ante el infortunio, por falsos e inútiles que fuesen.

Seguir leyendo.

Por Administrador
Administrador del Sitio
Publicado el 14 de April del 2018
publicidad
Last Comments

Recent Comments

    publicidad